El puente térmico es una zona específica donde se transmite el calor al estar compuesta por materiales de alta conductividad, como las ventanas de aluminio. Al unirse dos caras por un metal, se produce ese efecto de conducción. Tanto el frío como el calor se van a transmitir a ambos lados de la ventana, incidiendo negativamente en términos energéticos.

Con este efecto conocido en las ventanas de aluminio sumado al precio de la calefacción, el consumo de ventanas se desplazó hacia los materiales de PVC. Cuando ocurrió esto, los fabricantes de ventanas de aluminio diseñaron lo que llamamos Rotura de Puente Térmico (RPT).

La Rotura de Puente Térmico persigue que la cara interior y la cara exterior que forman el puente térmico eviten el contacto entre sí. Para esto, se utiliza un material que no sea buen conductor, como el plástico, reduciendo de este modo la transmisión de temperatura. Así, conseguimos que se traslade la temperatura del exterior al interior de la vivienda.

Las ventanas de aluminio cuentan con ventajas diferentes a otros materiales siendo las principales su perfecta adecuación a cualquier espesor de vidrio, ser un material no inflamable, no tóxico y además reciclable. Además, es uno de los más fáciles de limpiar y permite una gran entrada de luz.

En Expoven, contamos con la colección FIN-PROJECT, de alta versatilidad y estética elegante. Son ventanas que buscan crear un efecto minimalista con superficies totalmente acristaladas, hojas ocultas y líneas finas. Pide tu presupuesto sin compromiso y encontraremos la mejor ventana de aluminio totalmente personalizada. http://expoven.es/contacto.php