Llegó el frío, pasaremos más tiempo en casa refugiándonos de las bajas temperaturas y disfrutando del confort de nuestro hogar pero, ¿cómo podemos conseguir que la estancia en los espacios de nuestra vivienda sea verdaderamente cálida y agradable?

Una buena calefacción nos mantendrá con una sensación térmica acogedora pero si nuestra vivienda no está correctamente aislada, el calor se escapará y la factura por calefacción será cada vez más alta. Pagar más y no obtener protección al frío es una de las situaciones más indeseables en las épocas de mayor bajada de temperaturas.

Por esta razón, debemos prestar especial atención a uno de los lugares más vulnerables de una vivienda y en los que es más fácil que se produzcan las fugas de calor, las ventanas.

Influencia de las ventanas en el aislamiento térmico de nuestro hogar

En las ventanas podemos detectar la facilidad con la que podría entrar el frío del exterior por el espacio situado entre el marco de la ventana y la pared o por el interior del cristal. Y es que, está demostrado que hasta el 35% de la pérdida de calor en las viviendas se produce justamente por las ventanas.

Teniendo en cuenta que la energía (gas o luz) son uno de los principales gastos en la economía doméstica, el ahorro que supone la instalación de ventanas  de PVC como las ventana Top 72 Classic Line con una duración prácticamente de por vida, son la solución más inteligente para el ahorro de nuestros bolsillos, el respeto al medioambiente y el beneficio de un hogar más acogedor.

Las ventanas Top 72 Classic Line están realizadas en PVC, un material no conductor y aislante por naturaleza. Sus líneas clásicas y el triple acristalamiento opcional alcanzan niveles de aislamiento térmico UW hasta 0,80 W/m²K por lo que la convierten en la opción ideal para transformar tu hogar en un lugar cálido, eficiente y respetuoso con el medio ambiente.