Los vidrios de seguridad se diseñan para evitar que se produzcan heridas graves en caso de rotura existiendo ciertos espacios donde se hacen particularmente necesarios como centros comerciales, colegios, etc.

Al concepto de seguridad le sumamos el de protección. Son vidrios con una resistencia especial al traspaso e impacto de objetos o personas, que necesitan una instalación supervisada por especialistas.

Podemos encontrar 2 tipos de vidrios de seguridad: los vidrios templados y los vidrios laminados.

Vidrios laminados:

En Expoven contamos con el vidrio laminado de seguridad Multiproject de la marca marca alemana Finstral. Este vidrio cuenta con dos vidrios pegados mediante una lámina flexible muy resistente a la rotura. La ventaja principal es que la superficie de vidrio se mantiene íntegra en caso de rotura del acristalamiento.

La lamina flexible no solo mejora la protección antirrobo y el aislamiento acústico. Al prevenir roturas se hacen adecuados para evitar caídas.

Vidrios templados:

El vidrio templado es un vidrio especialmente endurecido muy resistente a la rotura, con una capacidad de soportar tensiones superiores a cualquier otro tipo de vidrio. No obstante, si se llegara a producir la rotura, este vidrio se deshacer en cristales muy pequeños y romos, reduciendo al mínimo las posibles lesiones que pudieran provocarse.

Los vidrios templados  se les proporcionan un tratamiento térmico especial que consigue aumentar su resistencia mecánica 5 veces más que la que tendría un vidrio común. Este tipo de cristal sería capaz de soportar un objeto de acero de 500 gramos desde una altura de 2metros.

Si necesitas acristalar algún ambiente susceptible de golpes, alto tránsito de personas o movimientos peligrosos, contáctanos y te haremos un presupuesto buscando la mejor propuesta de acuerdo a tus necesidades.